Instituto de Medicina Hiperbárica

Mail

secretaria@institutomedicinahiperbarica.es

Tratamiento en cámara hiperbárica. Una descripción general de la oxigenoterapia hiperbárica: aplicaciones, mecanismos y oportunidades traslacionales

Las indicaciones actuales aprobadas por el UHMS requieren que los pacientes respiren 100% de oxígeno

La oxigenoterapia hiperbárica (TOHB) es un enfoque terapéutico basado en la exposición a concentraciones puras de oxígeno (O 2 ) en una presión atmosférica aumentada. Según la Sociedad Médica Submarina e Hiperbárica (UHMS), esta presión puede igualar o superar las 1,4 atmósferas (atm). Sin embargo, todas las indicaciones actuales aprobadas por el UHMS requieren que los pacientes respiren cerca del 100% de oxígeno mientras están encerrados en una cámara presurizada a un mínimo de 2 ATA.

Indicaciones aprobadas para tratamientos en cámara hiperbárica (TOHB)

Actualmente, existen 14 indicaciones aprobadas para TOHB, que incluyen una amplia variedad de complicaciones como embolia gaseosa, anemia grave, determinadas enfermedades infecciosas o pérdida auditiva sensorial idiopática. Además, en la última Conferencia de Consenso Europeo sobre Medicina Hiperbárica se destacó el uso de TOHB como método de tratamiento primario para determinadas afecciones según su grado de evidencia moderado a alto (p. ej., después de una intoxicación por monóxido de carbono (CO)), o como potencial adyuvante a considerar en otras condiciones con una cantidad moderada de evidencia científica (por ejemplo, pie diabético). En este trabajo revisaremos en detalle las bases del O 2 como agente terapéutico y los principios de la medicina hiperbárica con respecto a las aplicaciones más relevantes relacionadas con TOHB, y las posibles implicaciones para diferentes enfoques, incluido el COVID-19.

Las posibles aplicaciones del tratamiento en cámara hiperbólica son numerosas. La TOHB puede utilizarse como tratamiento urgente para patologías agudas pero también como apoyo adicional para enfermedades crónicas. Actualmente, hay 14 indicaciones aprobadas para TOHB.

Indicaciones aprobadas:

  • Embolia aérea o gaseosa
  • Lesión por quemadura térmica aguda
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Intoxicación por monóxido de carbono complicada por intoxicación por cianuro
  • Oclusión de la arteria central de la retina
  • Miositis clostridial y mionecrosis (gangrena gaseosa)
  • Injertos y colgajos comprometidos
  • Lesión por aplastamiento, síndrome compartimental y otras isquemias traumáticas agudas
  • Malestar de descompresión
  • Lesión retardada por radiación (necrosis ósea y de tejidos blandos)
  • Mejora de la curación en heridas problemáticas seleccionadas.
  • Pérdida auditiva neurosensorial súbita idiopática
  • Absceso intracraneal
  • Infecciones necrotizantes de tejidos blandos.
  • Osteomielitis refractaria
  • Anemia severa

La mayoría de estos usos se pueden agrupar según tres efectos principales:
1.- En la aceleración de la cicatrización de heridas y mejora de la angiogénesis
2.- Efectos antimicrobianos
3.- Como emergencia médica.

1. Tratamiento en Cámara Hiperbárica y curación de heridas: mejora de la angiogénesis

En la práctica clínica, se ha observado cómo la oxigenoterapia hiperbárica TOHB puede acelerar la cicatrización de heridas. Como las heridas necesitan oxígeno para regenerar los tejidos adecuadamente, una exposición al 100% de oxígeno acelera este proceso. La aplicación en este campo es bastante extensa y comprende heridas infectadas por microbios (p. ej., mionecrosis clostridial y gangrena de Fournier), heridas traumáticas, quemaduras térmicas, injertos de piel, heridas inducidas por radiación, úlceras diabéticas y por insuficiencia vascular.

En el campo de la diabetes existe una complicación crítica llamada “úlceras del pie diabético”, una herida abierta en la planta del pie que afecta al 15% de los pacientes. TOHB ha sido especialmente considerado para esta lesión, estando implicados muchos parámetros inflamatorios y de reparación tisular. Por ejemplo, hubo cierta evidencia de que TOHB puede mejorar la tasa de curación de las heridas, al aumentar los niveles de óxido nítrico (NO) y el número de células progenitoras endoteliales, en la vasculitis que no cicatriza, la arteriolopatía urémica calcificada (CUA), la vasculopatía livedoide ( LV), úlceras de pioderma gangrenoso (PG). Algunos ensayos muestran una angiogénesis prominente al tiempo que reducen la inflamación: los marcadores angiogénicos como el factor de crecimiento epitelial (EGF) y VEGF se mejoran y se asocian positivamente con el aumento del factor de transcripción Nrf2. Además, las infecciones anaeróbicas tienen una menor incidencia y las tasas de amputación disminuyen enormemente. Diferentes revisiones sistemáticas apoyan el uso adyuvante de TOHB sistémico pero no tópico en la cicatrización de las úlceras del pie diabético. Sin embargo, los resultados de los estudios son bastante heterogéneos y aún es necesario definir qué grupo de pacientes pueden beneficiarse más de esta intervención. Por ejemplo, es posible que los pacientes con úlceras del pie diabético y enfermedad arterial periférica oclusiva no mejoren la cicatrización de las heridas. Otro estudio reciente demostró que el uso de TOHB puede estar asociado con una mejor supervivencia a seis años en pacientes con pie diabético. Se requieren más estudios y mayores muestras para identificar a los candidatos más adecuados para TOHB.

2. TOHB e infecciones: actividad antimicrobiana

El uso de TOHB como adyuvante antimicrobiano es particularmente útil en el contexto de la curación ahora que las infecciones microbianas son la causa más importante de heridas que no cicatrizan: el metanálisis afirma que la prevalencia de biopelículas bacterianas en las heridas crónicas es del 78,2% [ 65 ]. TOHB se considera una estrategia no convencional para heridas que no cicatrizan y consiste en una modificación de los parámetros biofísicos en el microambiente de la herida, rompiendo las biopelículas bacterianas [ 66 ]. TOHB regula positivamente HIF que induce la expresión de óxido nítrico sintasas (NOS) y péptidos que matan virus (defensinas y catelicidinas como el péptido antimicrobiano relacionado con catelina) con la consiguiente fagocitosis de neutrófilos y monocitos de los microbios. El aumento de catelicidinas en los pulmones de los ratones proporciona una mejor respuesta al virus de la gripe. Los ratones con deficiencia de catelicidina muestran una mayor susceptibilidad al daño viral.

Las aplicaciones más importantes de la actividad antimicrobiana del TOHB se encuentran en las infecciones necrotizantes de tejidos blandos (ISTN), incluida la fascitis necrotizante, la gangrena de Fournier y la gangrena gaseosa. Hay una infección calamitosa de los tejidos blandos que implica una amplia variedad de bacterias grampositivas, gramnegativas, aeróbicas y anaeróbicas. Ocurre en condiciones de traumatismo o lesiones menores que se complican, normalmente, debido a problemas sistémicos como diabetes o disfunciones vasculares. Una terapia temprana y combinada con TOHB más las prácticas actuales puede ser crucial como terapia rentable y que salva vidas, particularmente en los pacientes más críticos. La práctica clínica coincide en la necesidad de TOHB en caso de una infección anaeróbica, ya que las bacterias anaeróbicas mueren con una cantidad mucho mayor de O 2 presurizado. Por ejemplo, se recomienda especialmente el uso de TOHB en la bacteria anaeróbica Clostridium perfringens. Esta bacteria produce más de 20 toxinas reconocidas.

3. TOHB en emergencias médicas

Aparte de las aplicaciones discutidas anteriormente, ha habido otras condiciones en las que se puede considerar TOHB. Algunas de ellas están diseñadas como emergencias médicas, en las que el uso de TOHB es una indicación urgente para estos pacientes. Estos son los casos de algunas infecciones mencionadas anteriormente, enfermedad por descompresión, embolia aérea o gaseosa, insuficiencias arteriales agudas como la oclusión arterial central de la retina (CRAO), lesión por aplastamiento, síndrome compartimental e isquemia traumática aguda, junto con la intoxicación por CO/cianuro. En este contexto, el papel central de TOHB se deriva de la respuesta rápida y eficaz de los tejidos bajo ciertas condiciones que pueden ser graves e incluso potencialmente mortales.

La enfermedad por descompresión es una afección que se produce debido a la formación de burbujas provocadas por una reducción de la presión ambiental que introduce gases disueltos en el cuerpo en accidentes. A su vez, estas burbujas provocan alteración mecánica de los tejidos, oclusión del flujo sanguíneo, disfunción endotelial, activación plaquetaria y fuga capilar. Sin embargo, el ECHM abandonó el término enfermedad por descompresión y lo reemplazó por «enfermedad por descompresión» (DCI, por lo que en este artículo nos referiremos a esta enfermedad como DCI. Las manifestaciones clínicas son al menos una o más de las siguientes: fatiga generalizada o erupción cutánea, dolor articular, hiperestesia y, en casos graves, debilidad motora, ataxia, edema pulmonar, shock y muerte.

Consulta el artículo completo

Fuente: PMC PubMed Central. Medicina (Kaunas). 2021 septiembre; 57(9): 864.

El estudio contó con el apoyo de la Comunidad de Madrid (B2017/BMD-3804 MITIC-CM), la Universidad de Alcalá (32/2013, 22/2014, 26/2015) y Halekulani SL

Autores:

Miguel A. Ortega ,  Oscar Fraile-Martinez ,  Cielo García-Montero ,  Enrique Callejón-Peláez ,  Miguel A. Sáez , Miguel A. Álvarez -Mon ,  Natalio García-Honduvilla ,  Jorge Monserrat ,  Melchor Álvarez-Mon ,  Julia Bujan , y María Luisa Canals 

Entradas recientes

Descarga la Guía de la Medicina Hiperbárica

Una herramienta informativa tanto para pacientes como para profesionales médicos, con el objetivo de informar sobre los beneficios y evidencia científica de la medicina hiperbárica.

Guia Medicina HIperbarica para pacientes
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?