Instituto de Medicina Hiperbárica

Mail

secretaria@institutomedicinahiperbarica.es

¿Cómo es una sesión en una Cámara Hiperbárica?

Las sesiones de tratamiento hiperbárico pueden realizarse en una cámara multiplaza o monoplaza, lo que implica dos procedimientos distintos dependiendo del tipo de cámara que se utilice. Sin embargo, estos procedimientos comparten varias similitudes.

Por ejemplo, antes de iniciar el tratamiento en cámara hiperbárica, es necesario que un especialista en Medicina Hiperbárica realice una evaluación médica previa:

Valoración médica previa al tratamiento en cámara hiperbárica

En esta valoración médica, se determinará, lo primero, la aptitud o no para realizar el tratamiento, puesto que existen algunas contraindicaciones que nos impedirán acceder al mismo. Afortunadamente, estas contraindicaciones son muy pocas y muy conocidas por los especialistas y por lo tanto muy controladas. Para determinar estas posibles contraindicaciones, el especialista médico realizará una serie de pruebas diagnósticas y cuestionarios, que determinarán claramente esta aptitud.

La única contraindicación absoluta para acceder al tratamiento es el Neumotórax pulmonar. El resto de las contraindicaciones pudieran ser relativas, es decir, habría que valorar el coste beneficio, o sencillamente esperar a que se pasen los síntomas de la contraindicación.

Por ejemplo, no se puede entrar resfriado, puesto que la mucosidad impediría poder realizar correctamente las maniobras de compensación de presiones y nos generaría dolor. Tendríamos que esperar entonces a que superáramos ese resfriado.

Otro ejemplo serían las convulsiones epilépticas, deberemos tenerlas controladas médicamente, de lo contrario no podríamos acceder al tratamiento. El médico estudiará también la ingesta de medicamentos que tiene el paciente para determinar si existe necesidad de tener en cuenta su dosis durante las sesiones de cámara hiperbárica, aunque lo más habitual es que no sea necesario.

Estar embarazada es una contraindicación relativa: no se realiza ningún tratamiento para no interferir en la gestación, pero si la paciente, o el feto, se encuentran en una situación crítica, por ejemplo debido a una intoxicación por monóxido de carbono, siempre será mayor el beneficio del tratamiento hiperbárico.

Una vez descartadas las posibles contraindicaciones, el especialista en Medicina Hiperbárica buscará el sentido a la aplicación del tratamiento hiperbárico, es decir, cuál es la indicación por la cual este tratamiento le resultará potencialmente beneficioso. Identificada la indicación y entendiendo las circunstancias personales del paciente, el médico establecerá un protocolo a seguir.

Cómo es el protocolo de un tratamiento en cámara hiperbárica

El protocolo debe incluir la siguiente información:

  • Número de sesiones pautadas
  • Continuidad de las sesiones (habitualmente diarias)
  • Presión del tratamiento (habitualmente entre 1,8 y 2,5 ATA)
  • Duración de la sesión (habitualmente entre 60 y 90 minutos de isopresión)
  • Aplicación de Cortes de Aire (Air Breaks)
  • Ciclos de repetición si fuesen necesarios
  • Agendar la revisión médica
  • Firma de documentación

¿Qué son los Air Breaks en un tratamiento en cámara hiperbárica?

Investigaciones recientes (1) están determinando el beneficio de aplicar cortes de aire durante el tratamiento de oxígeno hiperbárico. Esto quiere decir que durante el proceso de la sesión en la que el paciente se encuentra tranquilamente respirando O2 al 100%, el operador le indicará que, por unos minutos, utilice una mascarilla a través de la cual respirará nuevamente AIRE (con O2 al 21%).

Esto es lo más parecido a salir de la cámara por unos minutos y volver a entrar, pero sin modificar la presión. El cuerpo que ya se ha habituado a la hiperoxigenación en la que se encontraba respirando O2 al 100% de pureza a presión elevada, de repente le privamos de ese privilegio y le devolvemos el 21% habitual, el que contiene el aire. Ante esta situación, el cuerpo reacciona como una emergencia de falta de O2, y pone en marcha mecanismos compensatorios que podrían ser muy beneficiosos al pensar en un proceso regenerativo. Es lo que ha venido a denominarse el efecto HIPOXIA/HIPEROXIA.

Estos cortes se realizarán dos o tres veces a lo largo de una misma sesión. En una cámara multiplaza, será tan sencillo como retirarse la mascarilla durante unos minutos, pero siempre expresamente cuando y como lo indiquen los operadores.

Normas básicas a seguir en el interior de una cámara hiperbárica

Además de la revisión médica, para acceder al tratamiento en una cámara monoplaza deberás tener información detallada sobre el proceso de la sesión y las medidas de seguridad para considerar. Es muy importante que mantengas siempre presentes estas normas, para ello, los técnicos se encargarán constantemente de recordártelas y preguntarte si día a día las sigues manteniendo.

  • Productos no permitidos interior camara hiperbarica

Deberás dejar fuera de la cámara prácticamente todos los objetos o accesorios de cualquier tipo (incluido gafas, relojes, anillos…). Si necesitaras entrar con algo externo, tipo vendaje, cánulas, sensor diabetes, etc., es importante consultar siempre a los operadores. También deberás venir siempre exento de cualquier tipo de loción corporal o capilar, es decir, que después de la ducha diaria no te apliques cremas, desodorantes, perfumes, laca… Todo esto es importante cumplirlo durante el tiempo que estés en el interior de la cámara, por lo que después de la sesión podrás sin problema maquillarte, perfumarte, etc., solo no te olvides de volver a eliminarlo para la sesión del día siguiente.

Necesitarás una ropa adecuada para entrar en cámara, que normalmente te será proporcionada por el propio centro. Esta ropa en realidad solo tiene de especial que es de algodón 100% y está libre de cremalleras, botones, gomas… Es una ropa exclusiva para el tratamiento, que no debe utilizarse fuera de la cámara.

El ajuste de presión que ocurre dentro de la cámara requiere que tu cuerpo se adapte para igualar esta nueva presión con la interna de tu cuerpo. Tus oídos son cruciales en este ajuste de presión, así que es importante asegurarse de que estén libres de tapones de cera y/o mucosidad interna antes de entrar en la cámara.

Tanto el médico como los operadores te instruirán sobre cómo realizar técnicas sencillas para compensar los cambios de presión. Estas técnicas incluyen tragar saliva, bostezar, mover la mandíbula o realizar la maniobra de Valsalva, que consiste en tapar la nariz y la boca e intentar soplar aire hacia los oídos.

Listo para iniciar la sesión.

En la camilla de una cámara hiperbárica.

Tumbado en la camilla, recibirás las últimas indicaciones del operador de cámara para recordarte todo lo explicado anteriormente, contarte cómo serán las sensaciones que tendrás dentro de la cámara, y los tiempos de cada momento de la sesión.

cursos formación manipulación cámara hiperbárica

También aprovecharán para colocarte la pulsera que elimina la electricidad estática y confirmar que funciona correctamente.

Cuáles son las fases de una sesión en una cámara hiperbárica monoplaza

Cada sesión se compone de tres partes:

1. PRESURIZACIÓN. – Es el momento en el que comenzamos a aumentar la presión y el oxígeno comienza a desplazar al aire interior. En los aproximadamente 10 minutos de esta fase, será cuando necesitarás practicar todas las técnicas explicadas para compensar los cambios de presión. Pero no te preocupes, el técnico estará siempre a tu lado para acompañarte y confirmar que consigues el objetivo. Busca tu técnica más cómoda y aplícala rutinariamente en estos minutos. Notarás un leve ascenso de la temperatura y el sonido del oxígeno entrando en la cámara.

2. ISOPRESIÓN. – una vez alcanzada la presión indicada por el doctor, comienza esta segunda fase donde ya no habrá cambios de presiones, y por lo tanto no será necesario continuar con las técnicas de compensación de presiones. Esta fase tiene un tiempo pautado por el doctor que puede oscilar entre 60 y 90 minutos. La temperatura se irá estabilizando poco a poco hasta resultar confortable, y sencillamente estarás escuchando como el oxígeno continúa entrando constantemente. Este es el momento de elegir una buena película, conferencia, música, o simplemente relajarte y dormir. Si el doctor te ha pautado cortes de aire, los operadores te informarán de cuándo debes usarla y te avisarán cuando termine su tiempo de uso.

3. DESPRESURIZACIÓN. – transcurrido el tiempo real de tratamiento (isopresión), los operadores te avisarán de que comienza la despresurización, o como le llaman los buceadores, el “ascenso a la superficie”. Durante estos otros 10 minutos, vamos eliminando el exceso de presión hasta igualarse las presiones entre el interior y el exterior de la cámara, y así poder abrir la puerta. Notarás sensaciones en los oídos que habitualmente son bastante leves, como un pequeño burbujeo, que nos indica que hay una nueva adaptación de presiones. También notarás que la temperatura desciende, aprovecha si tienes una sábana y/o manta para taparte si lo necesitas.

como es sesión en una cámara hiperbárica

Importancia de la Supervisión Médica

Es crucial entender que la oxigenoterapia hiperbárica debe ser siempre realizada bajo estricta supervisión médica. El médico determinará la idoneidad del tratamiento, su duración y el número de sesiones necesarias basándose en la condición específica del paciente. Cada sesión debe ser supervisada por personal certificado en el manejo de cámaras hiperbáricas para garantizar la seguridad y eficacia del tratamiento.

 Fuente: Guía de la Medicina Hiperbárica. Instituto de Medicína Hiperbárica.

(1) REf. Estudios telómeros Revista médica de Chile versión impresa ISSN 0034-9887 Rev. méd. Chile vol.150 no.10 Santiago oct.

Descarga la Guía de la Medicina Hiperbárica

Una herramienta informativa tanto para pacientes como para profesionales médicos, con el objetivo informa sobre los beneficios y evidencia científica de la medicina hiperbárica.

Guia Medicina HIperbarica para pacientes
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?